Desde 1999 hasta el segundo trimestre de 2021, Nuevo León se ha posicionado como el segundo mayor receptor de inversión europea en México. Con un total de 16.7 miles de millones de dólares, Europa representa el 29% de la inversión extranjera directa en el estado. 

En promedio, los países europeos invierten 730 millones de dólares anualmente en la entidad y más de 790 compañías de capital europeo operan en el estado (Daimler, Brembo, Ficosa, Preh, Philips, Lego, Schneider Electric, Dometic, Danfoss, entre otras). 

Con el objetivo de aumentar los negocios bilaterales entre Europa y Nuevo León, se llevó a cabo Invest Monterrey Business Talks Europe, organizado por la agencia oficial de atracción de inversiones del estado.

Héctor Tijerina, director ejecutivo de Invest Monterrey, resaltó que una de las ventajas que posicionan a Nuevo León como destino atractivo para la inversión, es su capital humano: cada año, se gradúan más de 21,000 técnicos, más de 8,000 ingenieros y más de 1,000 personas con maestría o doctorado. 

Por otro lado, se promueve la inclusión de tecnologías de industria 4.0 en las compañías manufactureras a través de iniciativas coordinadas por el gobierno, el sector privado y las universidades. 

“Hemos cambiado de manufacturing a mindfacturing de manera muy exitosa en el último par de años. Hay muchos ejemplos de compañías de alta tecnología que operan de manera exitosa en Nuevo León”.

Además, en el Parque de Investigación e Innovación Tecnológica se han establecido alrededor de 25 centros de innovación de compañías como Schneider Electric, Pepsico y Navistar. 

LEGO 

Lego, la empresa danesa líder en producción de bloques de plástico interconectables, es un ejemplo de las oportunidades que ofrece Nuevo León a la industria. 

Ubicada en Ciénega de Flores, su planta de manufactura es única en América, y es la más grande del mundo. Desde Nuevo León, se genera el 20% de la producción mundial de la compañía. Anualmente, exportan a Estados Unidos alrededor de 87.1 millones de sets.

Nancy González, general manager de Grupo Lego México, compartió que la empresa ha tenido un crecimiento constante: en 2008, la compañía se estableció en el estado, en una instalación de 5,000 metros cuadrados; contaban con 56 máquinas moldeadoras, 173 empleados y una capacidad productiva de un millón 335,190 elementos moldeados por día. 

En 2014, expandieron sus instalaciones a 150,586 metros cuadrados y contrataron a más de 2,000 empleados. Su capacidad productiva superó los 76 millones de elementos moldeados por día y contaban con 768 máquinas de moldeo, 17 líneas de producción y 63 líneas de empaque.

Actualmente, sus instalaciones son de 830,000 metros cuadrados; cuentan con 4,300 empleados, 760 máquinas de moldeo de volumen normal y alto, y producen más de 85 millones de elementos moldeados al día. Además, cuentan con 56 líneas de producción y 98 líneas de empaque. 

“Hasta ahora, hemos invertido alrededor de 665.9 millones de dólares: 166.5 mdd en terreno y construcción, 307.5 mdd en equipo e infraestructura y 191.1 mdd en un almacén de gran capacidad; y creo que podemos continuar invirtiendo aquí”, dijo Nancy Sánchez. 

La general manager compartió que no cuentan con suficiente capacidad de producción; por lo que rentaron dos plantas de manufactura externas cerca de su fábrica para cubrir la demanda. 

“Tenemos 18 líneas de empaque y estamos preparando la instalación de 200 máquinas de moldeo extra que podrán operar en 2022 con una producción de 2.5 millones de elementos al día. Contrataremos a más de 1,000 empleados. Con esto, demostramos con el ejemplo que México es un buen lugar para invertir; tenemos muchos beneficios, como la posición geográfica, muy cercana a nuestro principal mercado, y hemos comprobado que el capital humano es muy productivo. Hemos desarrollado muchas competencias y todos los procesos que tenemos en la compañía”. 

DAIMLER 

Otro caso de éxito de empresas europeas en Nuevo León es la planta de Daimler, instalada en García: la casa del autobús; cuyo propósito es “proveer las mejores soluciones de movilidad para todos aquellos que mueven al mundo”, dijo Alexandre Nogueira, CEO de Daimler Buses México. 

La compañía inició operaciones en Nuevo León en 1994. Desde entonces, han producido más 90,500 unidades con la participación de más de 50 proveedores nacionales. Actualmente, cuentan con 330 empleados que participan en la fabricación de las piezas, ensamble, pruebas de producto, sitios de ingeniería, etcétera. 

Entre las fortalezas de la empresa, destacó sus iniciativas para prepararse para el futuro de la movilidad en México y de manera global. El CEO destacó que la industria se está transformando hacia el CASE (Connected Autonomus Shared Electric). Por ello, además de su negocio principal (autobús integral de diésel, chasis para diésel, partes de repuesto, entre otros), están desarrollando proyectos de conectividad, servicios a los pasajeros, energía alternativa, infraestructura para la electromovilidad, entre otros.

Fuente: www.mexicoindustry.com

X