La Secretaría de Economía difundió la Guía de exportación a Canadá, un documento que describe el mercado canadiense, identifica oportunidades y explica regulaciones en el marco del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

En 2020, Canadá fue el quinto socio comercial de México, siendo el segundo destino de las exportaciones mexicanas.

Por ello, como un soporte al comercio bilateral, la Secretaría de Economía y la Secretaría de Relaciones Exteriores cuentan con puntos de apoyo y de contacto para exportadores, dispuestos tanto en oficinas centrales como en las principales regiones de Canadá (Ottawa, Toronto, Montreal, Vancouver, Calgary y Leamington), así como en consulados honorarios en Manitoba, Quebec, Nueva Escocia, Terranova y Labrador.

Para entrar a este mercado de alrededor de 38 millones de consumidores potenciales hay varios factores a considerar, como son las regiones y la segmentación de mercados, ya que cada provincia tiene hábitos de consumo y canales de distribución específicos.

Un primer paso consiste en ubicar el mercado meta, segmentar adecuadamente los posibles compradores, así como recopilar toda la información del mercado que el producto requiere, lo que permitirá generar una estrategia de distribución eficiente.

Entre los principales productos de importación se encuentran las manufacturas, los productos agropecuarios, los textiles y los servicios.

Aunque existen rubros que no figuran entre los principales intercambios comerciales, a través de un mayor análisis de información se puede definir el potencial para entrar al mercado canadiense.

Entre las principales exportaciones mexicanas dirigidas a Canadá destacan los productos de la industria automotriz, como son automóviles y sus motores, así como materiales para el ensamble de aeronaves, además de equipos electrónicos, los que contribuyeron con 17.3% del PIB del país en 2019.

Al mismo tiempo, el T-MEC fortaleció el compromiso para la eliminación de subsidios, mejor equivalencia de medidas fitosanitarias, revisiones a la importación y certificaciones que facilitarán el acceso de productos agropecuarios mexicanos a Canadá.

Una oportunidad para el exportador se presenta en la industria textil, donde los principales envíos mexicanos dirigidos a Canadá fueron las telas de punto de fibras artificiales o sintéticas; hilados de mezcla y telas de mezclilla de algodón, destacando las prendas y accesorios.

También está previsto el acceso preferencial para las mercancías folclóricas producidas por indígenas.

De la misma forma, destacan los servicios derivados de regalías y derechos de licencia, consultoría profesional y de gestión; de viaje de turismo y de negocios; de transporte, los servicios comerciales y los relacionados con las mercancías.

En este sector, las oportunidades más relevantes para exportar se encuentran en los servicios de viaje.

Además, a través de las disposiciones sobre servicios transfronterizos se fomenta la proveeduría de servicios de tecnologías de la información, programación, desarrollo de videojuegos y soporte técnico.

Una oportunidad más está en la industria creativa o industria naranja, que consisten en la transformación de ideas a bienes o servicios de carácter cultural como son los productos audiovisuales, artesanales o de producciones culturales organizadas por medio de participación voluntaria de la población.

La guía puede consultarse en este enlace. 

Fuente: www.eleconomista.com.mx

 

X